fbpx

Hipertensión, Diabetes, Hiperlipidemias e Hígado Graso. ¿Enfermedades Asintomáticas, o Asesinas Silenciosas?

Diabetes, Hipertensión, Hiperlipidemias, Hígado Graso, son todas enfermedades que tienen mucho en común, forman parte de lo que se denomina Síndrome Metabólico, pueden coexistir sin que la persona que los padece presente síntomas, o que las manifestaciones clínicas sean muy leves y por tanto ignoradas por el mismo paciente.

Los investigadores evolucionistas creen que el organismo humano no desarrolla síntomas porque en general, es un conjunto de enfermedades de aparición reciente, para lo cual, los genes no han tenido tiempo de desarrollar un sistema de alarma que limite el daño a tiempo.

En efecto, éste grupo de enfermedades, englobadas dentro del Síndrome Metabólico (obesidad, dislipidemia, hipertensión, y niveles altos de glucosa) son de reciente aparición. Son los hábitos de vida poco saludables de la era post-industrial que surgieron en la segunda mitad del siglo pasado, los que aumentaron dramáticamente la prevalencia de estas enfermedades.

El Síndrome Metabólico consiste en un grupo de enfermedades que tienen muchos aspectos en común: Obesidad, hiperlipidemia, hiperglicemia e hipertensión arterial

En conjunto, el Síndrome Metabólico con su grupo de enfermedades, representan la principal causa de mortalidad a nivel mundial y la segunda causa de años potenciales de vida perdidos, después del cáncer, del cual están también íntimamente relacionados.

Como podemos observar en el cuadro siguiente, los criterios de diagnóstico del síndrome metabólico, son mucho más sensibles que las enfermedades que lo caracterizan, es decir, no es necesario ser diabético, obeso o hipertenso, para padecer el síndrome metabólico, solamente con que se cumplan ciertos criterios en los exámenes de laboratorio y el examen médico, ya es suficiente para clasificar una persona con Síndrome Metabólico, y así no tenga síntomas, el daño celular se está llevando a cabo en su organismo y lo más probable es que si no toma medidas correctivas, va a padecer alguna o todas las enfermedades subsiguientemente.

Criterios de Síndrome Metabólico.

El conjunto de hábitos de vida poco saludables es el principal desencadenante de esta epidemia:

  1. Alimentación poco saludable

  2. Sedentarismo

  3. Tabaquismo

  4. Agresiones externas por productos industriales.

El síndrome metabólico también es capaz de generar síntomas que, a primera vista, pareciera tener poco que ver con estas condiciones, por ejemplo: ansiedad, depresión, acné, fatiga, estrías en la piel, infertilidad, disfunción sexual, dolor crónico y artrosis.

El problema que tenemos es que el abordaje del tratamiento, de éste grave problema de salud pública es por decir lo menos, inadecuado. De acuerdo a las guías de manejo de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD 2019) el tratamiento inicial es con Metformina, Estatinas (Atorvastatina, Rosuvastatina), IECA (losartan) y Tiazolidindionas (pioglitazona, rosiglitazona) es el indicado, pero ninguna de estos medicamentos mejora la resistencia a la insulina y el hiperinsulinismo, que es el trastorno fisiopatológico común a todas estas enfermedades. Tampoco se ha demostrado que estos medicamentos prevengan la progresión hacia diabetes e hipertensión.

Soy de un grupo de médicos que cuestiona el sistema, como lo mencionó el Dr. Peter Gotzsche en su libro Medicamentos que matan: “Los fármacos son testeados por los mismos laboratorios que los fabrican, en ensayos clínicos mal diseñados, sobre una pequeña muestra de pacientes poco representativa y utilizando técnicas de análisis de laboratorio poco válidas, de manera que se exageran los beneficios de los tratamientos”.

En este orden de ideas, la propuesta terapéutica debería estar enfocada en:

1. Cambio de estilo de vida proinflamatorio a antiinflamatorio:

Dieta antiinflamatoria, actividad física diaria, eliminación de tabaquismo, disminución de consumo de alcohol, disminución de estrés emocional, lograr un buen patrón de sueño, disminución de toxinas externas y exposición a electromagnetismo.

2. Cambio en estrategias farmacológicas:

2a. Es importante entender los aspectos moleculares del síndrome metabólico, para concluir que la respiración celular que ocurre en la mitocondria, es el proceso más afectado en éste Síndrome. Por lo tanto, los esfuerzos terapéuticos, deberían ir encaminados en éste sentido. Algunos productos que pueden ayudar serían:

2b. Otro proceso que se ve afectado es el metabolismo de los ácidos grasos, por lo tanto, hay otros productos que pueden ayudar en esta vía:

2c. Por otro lado, asegurar la salud intestinal con el uso de probióticos

3. Evitar exposición a tóxicos que vienen en productos alimenticios:

Debemos ser responsables de lo que consumimos, es importante rechazar aquellos productos alimenticios ultraprocesados y los que contienen sustancias tóxicas precancerígenas:

Andrés Naranjo Cuéllar. Médico y Cirujano USCO – Colombia. Maestrando en Ciencias Avanzadas de la Nutrición Humana VIU –España. Máster en Marketing Farmacéutico UNED – España.

Bibliografía.

Gotzsche Peter. Medicamentos que matan y crimen organizado. 2016

Navarro, Edgar. Vargas, Rusvelt. Alcoser Adagilsa.,(2016) Grasa corporal total como posible indicador de síndrome metabólico en adultos. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética.

Planas, Mercé. Pérez-Portobella, Cleofe. Fisiopatología aplicada a la nutrición. Ed. Mayo. 2011.

Rozero, Fredy. Exposición sobre Síndrome Metabólico. Ibagué Agosto 2019.

https://www.vadequimica.com/blog/2015/05/clasificacionde-los-aditivos-alimentarios/

!Déjanos tu comentario!