fbpx

El síndrome de intestino irritable, ¿qué alternativas de tratamiento hay disponibles?

Síndrome de Intestino Irritable

El síndrome de colon irritable, o síndrome de intestino irritable (SII), es un conjunto de síntomas relacionados con el sistema gastrointestinal, que se presentan juntos, que incluyen dolor abdominal, cambio en los hábitos intestinales (diarrea o estreñimiento), distensión abdominal y flatulencias. Tiene una alta prevalencia, ya que hasta un 10% de la población mundial puede sufrirlo, y es más común en mujeres que en hombres, en una proporción de 2:1.

El SII, es una enfermedad que se diagnostica clínicamente, pero, implica que el médico, debe hacer una juiciosa investigación previa, para descartar que esta sintomatología se deba a aluna otra enfermedad tal como colitis, enfermedad de Crohn o cáncer.

El SII es multicausal, hay muchos factores que predisponen a que se presente esta enfermedad, especialmente los hábitos de vida poco saludables (exceso de alcohol o tabaquismo), estilo de vida sedentario, dieta baja en fibra y con alto consumo de alimentos ultraprocesados, intolerancia al gluten, altos niveles de estrés y trastornos del sueño.

En una entrega anterior se explicó que la salud intestinal y neurológica, están íntimamente ligadas.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pacientes con esta patología, obedece a que desencadena una pérdida en la calidad de vida y altos niveles de estrés, ya que, en muchas ocasiones, el paciente se considera a sí mismo muy enfermo, y confunde sus síntomas con una enfermedad grave.

El SII es una enfermedad que plantea un reto enorme al médico tratante, ya que, el manejo no está sujeto exclusivamente a la acción de un medicamento, sino, que implica cambios en el estilo de vida, que muchas veces el paciente no está dispuesto a asumir.

Esta es la principal causa de los fracasos e los tratamientos de ésta enfermedad, el médico no tiene el tiempo suficiente para explicar al paciente, la complejidad de la enfermedad, y si el paciente no se concientiza de que debe asumir cambios en su comportamiento, el manejo se hace más difícil.

Existen dos tipos de enfoques terapéuticos en el manejo del SII, ambos han demostrado eficacia, no son mutuamente excluyentes y en mi caso particular, combino los beneficios de ambos enfoques, personalizando el tratamiento a las condiciones particulares de cada paciente.

Enfoque terapéutico tradicional alopático:

El enfoque alopático consiste en la formulación de tres tipos de medicamentos:

  1. Un antibiótico llamado rifaximina, tiene la característica de que no se absorbe, por lo que su actividad la ejerce en la luz del intestino, se emplea para eliminar bacterias con potencial capacidad de producir daño o que están influyendo negativamente en la salud intestinal.
  2. Esomeprazol: hace parte de un conjunto de medicamentos llamados inhibidores de la bomba de protones (IBP) cuya función es limitar la secreción de ácido por el estómago, el problema de estos medicamentos es que tienen muchos efectos adversos a largo plazo, como mayor riesgo de fractura de cadera por artrosis y se ha relacionado con alteraciones de memoria.
  3. Trimebutina: Es un antiespasmódico (evita que el intestino se contraiga) por lo que disminuye los dolores abdominales, pertenece al mismo grupo de un medicamento más conocido, la buscapina.

Enfoque terapéutico en medicina integrativa o funcional:

El enfoque integrativo toma como eje principal la microbiota intestinal (flora bacteriana intestinal), en la que un grupo enorme de bacterias, equivalente al 2% del peso de un adulto, coexiste y puede producir efectos benéficos o por el contrario, ser causa de enfermedad.

  1. Probióticos: La flora intestinal benéfica está compuesta principalmente de unas bacterias que pertenecen a los géneros bifidobacterias y lactobacillus; por el contrario, algunas bacterias especialmente gram negativas, secretan unas sustancias llamadas Lipopolisacáridos (LPS) que generan inflamación y pérdida de la integridad de la barrera intestinal, con alteración del funcionamiento. Los probióticos son bacterias vivas que reestablecen el equilibrio intestinal.
alimentos saludables
Probiótico más potente del mercado
alimentos saludables
Probiótico especial para SII
  1. Homotoxicología basada en diferentes principios: personalizada de acuerdo a los síntomas, el objetivo del uso de estos productos es lograr la autoregulación de la función intestinal.

Hay una serie de principios activos que son los más empelados y que cuplen diferentes funciones: Aluminia, Argentum nitricum, Argentum álbum, Belladona, Bryonia, Carbo vegetabillis, Chamomillia Colocynthis, Lycopodium, Nux vómica, Momordica valsamia, Phosporous. También se emplean organopreparados como Colon suis o Rectom suis

alimentos saludables
Dr. Reckeweg 37 para medicina homeopática para SII
Guna 08 con organopreparado "suis"

Como conclusión podemos afirmar, que el síndrome de colon o intestino irritable es una enfermedad común, que tiene múltiples causas, cuyo tratamiento va más allá que la simple medicación del paciente, que requiere un enfoque integral en aspectos nutricionales, estilos de vida saludables, actividad física, mejoramiento del patrón del sueño y control del estrés. Hay dos enfoques terapéuticos claramente definidos, sin embargo, se pueden mezclar, dependiendo de las condiciones específicas de cada paciente.

Rifaximina for irritable bowel síndrome. Jun Li et al. (2016) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5291563/

Fundamentos de Farmacología en Terapéutica. Carlos A Isaza (2016) Ed. Celsus.

Farmacología de Goodman & Gilman (2018) Eicion 33. Ed. McGraw Hill

!Déjanos tu comentario!