fbpx

¿Por qué se produce el cáncer?

Cáncer, tumor y neoplasia son términos que se emplean como sinónimos para un conjunto de enfermedades relacionadas, en las que un grupo de células del cuerpo, empiezan a dividirse, sin detenerse, e invaden los tejidos alrededor, ocasionando alteraciones en el funcionamiento del organismo.

En algunas ocasiones estas células cancerosas, pueden viajar a otros sitios, a través del sistema circulatorio, formando lo que se llama metástasis.

El cáncer aparece debido a cambios en los genes que controlan las células, estos cambios genéticos pueden ser heredados o adquiridos.

En una entrega anterior vimos algunos de los factores que predisponen al cáncer y cómo podemos prevenir el cáncer.

Así como algunas exposiciones pueden ser perjudiciales y dañan el ADN provocando cáncer, hay nutrientes que actúan positivamente en el organismo, previniendo el cáncer.

Cuando estos alimentos se administran con radioterapia o quimioterapia, pueden mejorar la eficacia de los tratamientos, al aumentar la respuesta tumoral, disminuir la toxicidad y sensibilizar las células tumorales a la quimioterapia concomitante.

En términos generales se puede afirmar que el cáncer se puede desarrollar por dos motivos fundamentales:

  1. Errores en la división celular:

Fallan los mecanismos que controlan la correcta formación del ADN (Ácido Desoxirribonuclico).

  1. Errores en la apoptosis o muerte celular programada:

El ciclo normal de la vida consiste en nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte, esto para las personas y también para las células de nuestro organismo. Pues bien, cuando fallan los mecanismos, que permiten que las células viejas mueran, se genera el cáncer.

Para explicarlo de una manera esquemática vamos a hacer una analogía con un recipiente que  tiene una entrada de agua y una salida de agua, debe mantenerse a un determinado nivel, en el que el tanque no se llene tanto que se derrame el agua (cáncer), ni tampoco le falte agua de tal manera que se seque (carencia).

Si la entrada de agua, el equivalente a la división celular, se incrementa de una manera alarmante, el agua se rebosa; la salida de agua es la apoptosis, si las células no mueren, o el agua no sale porque se obstruye la salida, también se rebasa el agua. En cualquiera de los dos casos el cáncer se presenta.

Errores en la división celular y la apoptosis

Figura 1. Representación analógica de los mecanismos del cáncer. El aumento en la divisón celular y la disminución de la apoptósis (muerte celular programada) desencadenan cáncer. Fuente Elaboración propia.

En este artículo vamos a concentrarnos en los errores en la división celular.

Fase G1:

Apenas una célula nace, empieza su crecimiento, una intensa actividad bioquímica en la que se generan los órganos que ella requiere, la necesidad de alimento es intensa, es la fase G1.

Primer control de la divisón celular:

Al finalizar esta fase G1 está el primer control en G1, y de éste control depende de si la célula se queda en ésta fase, o pasa a la siguiente.

La decisión de quedarse o seguir depende de tres aspectos: que la célula haya adquirido el tamaño adecuado, que cuente con la disponibilidad de alimento necesario y que haya demanda por nuevas células.

Fase S:

Si la célula recibe la orden de continuar, pasa a la fase S, o fase de síntesis, en la cual ocurre la replicación del ADN. Tiene una duración aproximada de siete horas, y en ella el ADN se duplica, para prepararse para la división celular en la que ésta célula va dar origen a dos células hijas idénticas.

Fase G2:

La siguiente es la fase G2, también llamada de compactación o de condensación. En ésta fase todo el ADN replicado, se empaqueta y se alista para dividirse en las dos células hijas, tiene una duración aproximada de tres horas.

Segundo control de la división celular en G2:

Al finalizar la fase G2 está el segundo control en G2, en la que la célula verifica que todo el ADN se encuentre replicado y en buenas condiciones, es decir, que no haya daños del ADN.

Fase M:

Una vez la célula haya superado el segundo punto de control, entra en la fase M, o de mitosis, que es la división propiamente dicha. En ésta fase ocurre la repartición equitativa del material genético entre las dos células hijas, iguales a las que le dio el origen, pero más pequeñas.

Tercer control:

Dentro de esta fase M hay un tercer control, en la que la célula verifica que los cromosomas (ADN empaquetado) se hayan alineado correctamente. En caso de que no haya sido así, se aborta la división y la célula muere, sin producir las dos células hijas.

Figura 2: Esquema para explicar la regulación del ciclo celular y la ubicación de los puntos de control dentro de las fases del ciclo celular. Fuente Nutrición Molecular Gordillo Bastidas.

Las señales encargadas de ejercer los puntos de control son proteínas llamadas Ciclinas y Cinasas dependientes de Ciclinas (CDK), que al unirse con una molécula de fosforo (P),      conforman lo que se denomina Complejo CDK/C activo (Ver Figura 3), que son los que le dan vía libre a la continuación del ciclo celular. En caso de que no se forme el complejo CDK/C el ciclo celular será detenido.

Figura 3: Ilustración esquemática del complejo CDK/C activo que comprende las proteínas CDK (Cinasa dependiente de cicllina) + Ciclina + Fosforo. Al formarce el complejo CDK/C el ciclo celular continúa, si no se forma el complejo CDK/C, el ciclo celular se detiene. Fuente: Nutrición Molecular Gordillo.

Hay varios nutrientes que pueden hacer que se forme o no el complejo CDK/C, y que por lo tanto se detenga o no el ciclo celular. Así las cosas, si el ADN está dañado, y a pesar de esto, el complejo CDK/C se forma, el ciclo celular prosigue, generando células dañadas, que continúan reproduciéndose sin control generando un cáncer.

Los nutrimentos que actúan evitando errores en la división celular y que por tanto pueden servir como coadyuvantes en el tratamiento son los siguientes:

 Complejo B: Se encuentra en fideos de frijol, semillas de girasol, almendras, lentejas, espinacas.

alimentos saludables
Fideos de frijol
alimentos saludables
Lentejas rojas

– Metionina: almendras, semillas de girasol, semillas de calabaza.

alimentos saludables
Semillas de girasol
alimentos saludables
Semillas de calabaza

– Ácido Retinoico: Aceite de coco, aceite de ajonjolí, semillas de ajonjolí, frutas amarillas y anaranjadas (papaya, mango), zanahoria.

Aceite de coco virgen prensado en frio
Aceite de Ajonjolí

Vitamina D: Exposición solar moderada, pescado azules como el salmón, el atún y los Espadines.

Vitamina D3 y K2 en gotas
Espadines rico en Omega3
Espadines ahumados en aceite

– Resveratrol: Cacahuate, arándanos, piña, uva y el vino tinto.

Alimentarte-productos-saludables-y-naturales
Arándanos deshidratados
alimentos saludables
Vino tinto español sin alohol

– Genisteína: Soya, café

alimentos saludables
Proteína de soya
alimentos saludables
Café orgánico

– Epigalocatecina-3-galato (EGCG): Té verde, Té rojo, Té blanco, Té negro, Té matcha.

– Magnesio: En suplemento en forma de treonato de Magnesio, evitar el cloruro de magnesio.

– Fosforo: abundante en casi todos los alimentos.

En una próxima entrega analizaremos el segundo punto, la apoptosis, que es igual de importante para prevenir el cáncer, y mencionaremos los alimentos que actúan sobre la misma.

Dr. Andrés Naranjo Cuéllar. Médico y Cirujano USCO – Colombia. Máster en Nurición VIU España.

Bibliografía.

Gordillo Bastidas Daniela, Gordillo Bastidas Elizabeth. Nutrición Molecular 1 Ed. McGrawHill 1 Ed 2015.

Harper Bioquímica Ilustrada. 13 Ed. McGrawHill 2018

!Déjanos tu comentario!