fbpx

Beneficios Nutricionales de las Semillas de Cáñamo.

Cáñamo

El cáñamo es una planta que pertenece al género de la familia de las Cannabaceae, el cáñamo es una planta multipropósito, ya que prácticamente todas las partes de la planta tienen utilidad, además su cultivo tiene muy bajo impacto ambiental. En general se cultivan con tres propósitos: medicinal, narcótico e industrial. Hasta la fecha no hay regulación para uso en la industria alimenticia.

Cannabis o cáñamo

Debido al diverso vocabulario que se emplea para referirse a estos productos, es importante hacer algunas precisiones semánticas:

Definición de términos

Cannabis

Cannabis es la planta que de la cual se pueden aprovechar sus semillas para aceite, sus flores para extraer compuestos bioactivos utilizados en medicina, sus semillas para extraer harina.

Cannabinoides

Cannabinoides son moléculas que se extraen de la planta de cannabis, que se caracterizan por activar procesos fisiológicos en el organismo de algunos mamíferos, incluido el hombre. Se dividen en dos tipos, los endocannabinoides que son producidos por el mismo organismo y los fitocannabinoides que son extraídos de la planta de cannabis.

CBD (cannabidiol).

El CBD es el fitocannabinoide de mayor utilidad clínica, se emplea en el manejo del dolor, tratamiento de ansiedad, depresión, coadyuvante en el manejo de la epilepsia y otros trastornos.

CBD D3 30ml Medicamento Homeopático Cannabis
CBD homeopatizado D3, medicina para tratamiento de estados de ansiedad

THC (tetrahidrocannabidiol).

El THC es el fitocannabinoide responsable de los efectos psicoactivos de la planta de cannabis, y también tiene efectos medicinales.

CBG (cannabigerol).

El CBG es un fitocannabinoide cuya función es potenciar los efectos del CBD y del THC, sin embargo, todavía está en investigación sus propiedades.

Cáñamo.

Se le llama cáñamo a la planta de cannabis con contenido de THC menor al 1% y alto contenido de CBD y CGD, lo que le confiere unas propiedades óptimas para la extracción de compuestos bioactivos utilizados en medicina.

Marihuana.

Marihuana es el lado oscuro del cannabis, se le llama así a las hojas y flores secas y trituradas del cannabis, con alto contenido de THC, que es empleado en forma inhalada con fines recreativos.

La semilla y la raíz del cáñamo no contienen cannabinoides. Los cannabinoides se encuentran en las flores, las hojas y el tallo. En términos generales el cáñamo se divide en dos tipos, industrial con bajo contenido de THC y la otra con mayor contenido de THC que se emplea con fines recreacionales y médicos, la medida se hace de acuerdo al ratio CBD/THC.

Semillas de cáñamo.

En los cultivos de cáñamo para producción de fibra, la semilla se consideraba un desecho, luego se empezó a utilizar para alimento de animales. La semilla de cáñamo tiene un alto valor nutricional, se puede consumir como semillas descascaradas o mediante subproductos como el aceite de semilla de cáñamo, harina de cáñamo o proteína en polvo de semilla de cáñamo.

semillas de cañamo
Semillas de cañamo

Dependiendo del genotipo y de los factores ambientales, la semilla de cáñamo tiene una composición que varía el 25 al 35% de lípidos con una composición de ácidos grasos muy equilibrada; 20-25% de proteínas fáciles de digerir ricas en aminoácidos esenciales; 25 a 40% de carbohidratos, gran parte de los cuales están representados en fibra dietaria.

Otros componentes nutricionales importantes de la semilla de cáñamo son compuestos fenólicos, tocoferoles, carotenoides y fitoesterol.

Composición lipídica de las semillas de cáñamo.

Dado que las semillas de cáñamo tienen un contenido oleaginoso, el aceite de semillas de cáñamo es el principal producto. Los estudios muestran que el aceite de semillas de cáñamo tiene un alto contenido de ácidos grasos polinsaturados (PUFAs) 80%, de los cuales aproximadamente la mitad corresponde a ácido linolénico ω-6 (AL) y 1/3 de ácido alfa linolénico ω-3 (ALA); ácidos grasos monoinsaturados representado por el ácido oleico (10%); y bajo contenido (10%) de ácidos grasos saturados (SFA), superior a la chía y comparable a la linaza.

La relación AL/ALA qué idealmente debe ser de 3:1, es muy importante mantener una buena salud y prevenir enfermedades crónicas, pues esta relación se mantiene en las semillas de cáñamo.

Otros ácidos PUFAs de relevancia que se encuentran en el aceite de cáñamo, son el ácido gamma linolénico ω-3 (GLA) y el ácido estearidónico ω-3 (SDA), ambos ácidos grasos tienen la propiedad de eludir el primer paso enzimático de la δ-6 desaturasa, por lo que pueden convertirse más fácilmente en las formas activas del omega-3.

Como se mencionó anteriormente, la proporción de SFA, no superó el 10% por lo que lo hace un aceite ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares. El principal SFA es el ácido palmítico.

Las grasas insaponificables del aceite de cáñamo (esteroles, tocoferoles, fitoesteroles, vitaminas liposolubles, alcoholes terpénicos) representan aproximadamente un 1.8% de las grasas. Los tocoferoles α, β, γ, δ representan la mayor proporción, lo que lo convierte en uno de los aceites con mayor cantidad de vitamina E con alta capacidad antioxidante, por encima de aceite de linaza, chía, girasol y amaranto.

La forma de extracción del aceite puede ser en frio por presión mecánica, prensado en frio asistido por enzimas, utilizando ultrasonido, valiéndose de microondas o por fluido supercrítico (CO2).

Otro de las grasas insaponificables presentes en la semilla y aceite de cáñamo son los fitoesteroles, de los cuales el β-sitosterol es el más abundante, seguido del campesterol y el estigmasterol, compiten con el colesterol en a absorción en el tracto digestivo del humano, por lo qué, el aceite de cáñamo puede tener potenciales beneficios para reducir la hipercolesterolemia. Además, el β-sitosterol tiene propiedades antibacterianas y se ha demostrado relacionado con la prevención del cáncer de colon y en la osteoartritis.

Los carotenoides obtenidos del aceite de cáñamo oscilan entre 7.8 a 12.2 mg / 100g, los más abundantes son, Luteína y β-caroteno Zeaxantina en ese orden.

Aceite de semillas de cáñamo 250 ml
Conocido también como aceite de cáñamo o aceite de cannabis, 100% natural y orgánico, elaborado a partir del prensado en frío de la semillas madura de cannabis sativa L., proveniente de cultivos en La Guajira y Cundinamarca. Sin aditivos químicos ni procesos de refinación Uso como cosmético, alimento y suplemento dietario.

las semillas de cáñamo cuentan con una proporción de lípidos muy saludable, en la que los PUFAS representan un 80% con una buena relación AL/ALA, bajos niveles de SFA, y una buena cantidad de lípidos insaponificables como tocoferoles, fitoesteroles, vitaminas liposolubles y carotenoides. El aceite de semillas de cáñamo es un subproducto de las semillas apto para consumo humano y muy útil en la industria cosmética.

Composición de proteínas de las semillas de cáñamo.

La proteína se encuentra concentrada en el interior de las semillas de cáñamo, la cáscara tiene muy poca proteína. Las dos principales proteínas en esta semilla son la proteína de almacenamiento de la albúmina (PAM) y la edestina, son proteínas con muy baja solubilidad. Las proteínas de semilla de cáñamo crudas, son mucho más digeribles que en comparación con las proteínas de soya.

La proteína de semilla de cáñamo, es uno de los pocos alimentos vegetales capaz de aportar todos los aminoácidos esenciales que requiere el humano, y los aminoácidos más abundantes son el ácido glutámico y la arginina. El contenido de aminoácidos esenciales de la semilla de cáñamo, es más alto que el de las proteínas de soya, excepto el aminoácido lisina.

En cuanto a la digestibilidad de las proteínas de semilla de cáñamo, está en el mismo rango de las legumbres como la lentejas, con un promedio de digestibilidad de un 94%.

La semilla de cáñamo puede considerarse una fuente importante de proteínas, al nivel de la quinoa, chía, trigo sarraceno y linaza. Las semillas de cáñamo son altamente digeribles y un perfil de aminoácidos bueno, con un único aminoácido limitante, la lisina. Cuenta con altos niveles de arginina, que es un precursor del Oxido Nitroso (ON) una sustancia importante para la salud cardiovascular y cerebral.

Composición en carbohidratos y fibra dietaria (Harina de semilla de cáñamo).

La fibra es la parte vegetal de la dieta que no es digerida por las enzimas humanas. La fibra pertenece al grupo de carbohidratos, es un alimento de suma importancia para la salud intestinal, prevención de estreñimiento y cáncer de colon.

Harina de semillas de cáñamo
Harina de semillas de cáñamo, fuente importante de fibra dietaria soluble e insoluble

El contenido de carbohidratos de la semilla de cáñamo fluctúa entre un 25 al 40%, que corresponde aproximadamente a 30 g /100g de semillas, lo que lo pone al nivel de la chía que se considera una semilla rica en fibra.

Pero, lo más impresionante es qué casi todo (90%) corresponde a fibra dietaria insoluble y soluble, o sea que la harina de semilla de cáñamo representa una matriz con bajo contenido de almidón y muy bajo índice glucémico, lo que la hace apta para la alimentación de personas diabéticas.

Esto ubica a las semillas de cáñamo, entre las principales fuentes de proteína vegetal, y es la semilla que más fibra dietaria tiene, por encima de arveja verde, trigo sarraceno y las habas.

El alto contenido de fibra dietaria soluble e insoluble, actúa como un probiótico, disminuye la absorción de glucosa, aumenta la saciedad por lo que disminuye la ingesta de alimentos, disminuye la absorción de colesterol, disminuye el riesgo de obesidad y previene el cáncer de colon.

Composición de microelementos en las semillas de cáñamo.

El contenido de minerales de la semilla de cáñamo es en promedio 5 g / 100 g, similar a las semillas de chía y de linaza. Es buena fuente de Fosforo (P), Potasio (K), Magnesio (Mg), Calcio (Ca), Hierro (Fe), Manganeso (Mn), Zinc (Zn) y Cobre (Cu).

La alta relación K/Na está relacionada con efectos cardioprotectores de la semilla de cáñamo. El contenido de Mg es similar a la nuez, considerada una de las fuentes más importantes de Mg.

Cuadro resumen del contenido Nutricional de las Semillas de Cáñamo

Contenido nutricional de las semillas de cáñamo

PUFAs, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga; AL ω-6, Ácido Linoleico ω-6; ALA ω-3, Ácido Alfa Linolénico ω-3; GLA ω-3, Ácido Gamma Linolénico ω-3; SDA ω-3, Ácido Estearidónico ω-3; MUFAS, ácidos grasos monoinsaturados AO ω-9; SFA, ácidos grasos saturados; 16:0, Ácido Palmítico; PAM, Proteína de Almacenamiento de la Albúmina; *Esenciales, presencia de todos los amonoácidos esenciales; Glu, Ácido Glutámico; Arg, Arginina; Lys, Lisina; P, fosforo; K, potasio; Mg, Magnesio; Ca, calcio; Fe, hierro; Zn, Zinc; Cu, Cobre.

Antinutrientes presentes en las semillas de cáñamo.

Antinutrientes son sustancias presentes en los alimentos qué, o bien pueden disminuir la absorción de los nutrientes, o en su metabolismo pueden producir sustancias tóxicas. Los antinutrientes presentes en las semillas de cáñamo son el ácido fítico, inhibidores de la tripsina y taninos.

Ácido fítico.

es un quelante de metales por lo que puede disminuir la absorción de Zn2, Ca2, Fe2, Mg2, Mn2 y Cu2.; el contenido de ácido fítico es mayor que las semillas de linaza, chía y soya.

Taninos.

son compuestos fenólicos (flavonoides del grupo de las protoantocianidinas). Los taninos forman complejos insolubles con proteínas y minerales, por lo que afecta negativamente la absorción de estos nutrientes. Sin embargo, también tienen efectos beneficiosos si son absorbidos, actuando como antioxidantes, antidiabéticos, antimicrobianos y anticancerígenos. Sin embargo, el contenido de taninos de la harina de cáñamo está por debajo de lo que se considera perjudicial.

Inhibidores de la tripsina.

se encuentran muy comúnmente en leguminosas, frutos secos, cereales. Los inhibidores de la tripsina pueden inhibir la absorción de ciertos aminoácidos. Las semillas de cáñamo tienen menos inhibidores de la tripsina que la soja y niveles similares al frijol.

La semilla de cáñamo como alimento funcional.

Los principales productos derivados de la semilla de cáñamo son el aceite, la proteína y la harina, todos tienen propiedades nutricionales y todos tienen compuestos fenólicos.

Además de la vitamina E que ya se mencionó, las semillas de cáñamo tienen flavonoides como la naringenina, kaepferol-3-o-glucosido, kamepferol, epicatequina, daidzeina y lignanos, responsables de las propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas y neurprotectoras.

Investigadores aislaron dos lignanos con propiedades antioxidativas de las moléculas de LDL humana: amida fenólica N-trans cafeolitiramina y la lignanamida cannabisina B.

Otras lignanamidas como la lignanamida 3,3´ desmetil grossamida y 3,3´desmetil heliotropamida son capaces de inhibir la acetilcolinesterasa (AChE), lo que las pone como futuras herramientas terapéuticas para tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer.

Otro de los compuestos fenólicos identificados fue N-transcafeoil-tiramina, un inhibidor de la arginasa por lo que puede aumentar la disponibilidad del Oxido Nitrico secretado por el endotelio y puede ser un posible blanco terapéutico para tratamientos de enfermedades cardiovasculares.

Otros autores han aislado y caracterizado otros compuestos bioactivos que pertenecen al grupo de las fenilpropionamidas, con propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras, son las sativamidas A y B.

Algunos investigadores mediante hidrolización enzimática, han logrado obtener péptidos de proteínas de semillas de cáñamo con propiedades antioxidantes, quelantes de Fe+2, hipotensoras, hipocolesterolémica, neuroprotectoras, actividad citotóxica y antiproliferativa de células cancerosas, pero todos estos estudios se han realizado in vitro y falta avanzar más en este sentido.

Dentro de estos péptidos bioactivos, un reciente estudio llamó la atención de la comunidad científica, pues, el dipéptido Leucina-Arginina (LR), y el pentapéptido Prolina-Leucina-Metionina-Leucina-Prolina (PLMLP), mostraron una fuerte actividad inhibitoria de la α-glucosidasa, y por tanto un potencial uso terapéutico en diabetes.

Las semillas de cáñamo se han utilizado para enriquecer los alimentos de aves de corral, y de esta manera mejorar la relación AL/ALA de la carne y los huevos de las gallinas.

En uso humano, se ha evaluado la fortificación de harinas para preparar pan, con buenos resultados nutricionales, sin embargo, al diluir el gluten, los productos de panificación absorben menos agua, y disminuye esponjosidad del pan. Se recomienda un 5% de harina de semillas de cáñamo por 95% de harina de trigo, para conservar las propiedades sensoriales del pan.

Podemos concluir que la semilla de cáñamo es materia prima para aceite, harina y preparados proteicos, que guardan excelentes propiedades nutricionales, y que pueden ser explotados por la industria alimenticia a futuro. Que estas semillas carecen de cannabinoides, por lo que no se les puede relacionar con los efectos psicoactivos del cáñamo, y por el contrario albergan una serie de compuestos bioactivos que pueden servir de coadyuvantes en la dieta de varias enfermedades crónico – degenerativas.

Dr. Andrés Naranjo Cuéllar.

Médico y Cirujano.

MsC en Nutrición Humana.

Bibliografía.

Food Chemistry 4 Edición, Berlitz, Grosh, Shieberle (2009). Ed Springer.

Farinon, B., Molinari, R., Costantini, L., & Merendino, N. (2020). The seed of industrial hemp (Cannabis sativa L.): Nutritional Quality and Potential Functionality for Human Health and Nutrition. Nutrients, 12(7), 1935. https://doi.org/10.3390/nu12071935

!Déjanos tu comentario!

Blogs Recientes

¡Síguenos!