fbpx

Los antioxidantes, el arma natural contra el envejecimiento, el cáncer y las infecciones.

Antioxidantes naturales

La oxidación es una reacción química en cadena en la que ocurre un intercambio entre elementos de la naturaleza, en el que un átomo cede o suministra electrones (se oxida) a otro átomo o molécula los recibe (se reduce). Esta reacción ocurre de manera muy rápida, en menos de un segundo.

Si no se detiene, un radical libre (ROS) «le quita» un electrón a una molécula que esté cerca y la desestabiliza generando un nuevo radical libre.

Por lo tanto, Los ROS son átomos que tienen un electrón libre y buscan otro electrón libre para parearlo, pero si obtienen (o roban) el electrón de una molécula previamente estable, esta última se desestabiliza, generando un ciclo vicioso de autodestrucción celular.

Los ROS son átomos que tienen un electrón libre y buscan otro electrón libre para parearlo, pero si obtienen (o roban) el electrón de una molécula previamente estable, esta última se desestabiliza, generando un ciclo vicioso de autodestrucción celular

Imágen representativa de la acción de los radicales libres (centro), sobre las moléculas estables (izquierda), y la función de los antioxidantes (derecha) como donadores de electrones.

El funcionamiento normal del cuerpo humano produce las llamadas especies reactivas de oxígeno o como también se les conoce Radicales Libres de Oxígeno (ROS) que son tóxicos.

El cuerpo humano se mantiene en equilibrio con un sistema capaz de generar reacciones bioquímicas de reducción, que son los famosos antioxidantes, que son moléculas dispuestas a ceder un electrón, sin que se desestabilicen así mismas, ni a otras moléculas, por tanto, son capaces de limitar la destrucción celular.

El equilibrio se puede romper fácilmente, una enfermedad que produzca «Estres Oxidativo» puede aumentar la producción de radicales libres, o por la disminución de los antioxidantes.

Los ROS son los principales responsables de desencadenar reacciones de inflamación, destrucción y envejecimiento de los diferentes tejidos del cuerpo humano; son también responsables del origen de muchas enfermedades como diabetes, arterioesclerosis y de algunas enfermedades crónico-degenerativas y cáncer.

Los niveles de ROS aumentan con el paso de los años, con una dieta desequilibrada y se aumentan exponencialmente en la obesidad. También se incrementan con los rayos UV del sol, la exposición a electromagnetismo, la falta de sueño. Todos estos son factores de estrés oxidativo (EOX).

Los ROS más dañinos son el superoxido, O2-; hidroxilo, OH; el perhidoxilo, O2H y el peroxido de hidrógeno O2H2. El efecto de los ROS se basa en que puede producir cambios químicos en las moléculas de ADN, que de no repararse, degeneran en cáncer.

Los ROS más dañinos son el superoxido, O2-; hidroxilo, OH; el perhidoxilo, O2H y el peroxido de hidrógeno O2H2. El efecto de los ROS se basa en que puede producir cambios químicos en las moléculas de ADN, que de no repararse, degeneran en cáncer.

Representación esquemática del daño de DNA por parte de los Radicales Libres de Oxígeno (ROS).

El sistema de antioxidantes del cuerpo humano se dividen en endógeno y exógeno.

Sistema Antioxidante Endógeno.

Sistema Superoxido Dismutasa (SOD):

La SOD es la encargada de cataliza una reacción entre el superóxido y los protones para producir oxígeno y peróxido de hidrógeno, en la siguiente reacción:

O2 + 2H* ⇒ H2O2

El H2O2 peróxido de hidrógeno es elimintado por el sistema catalasa que vemos a continuación.

Sistema Catalasa:

El sistema catalasa tiene la función de descomponer el peroxido de hidrógeno en agua y oxígeno.

2H2O2 ⇒ 2H2O + O2

La ausencia congénita de catalasa (acatalasemia) o enfermedad de Takahara, es más común en Japón y sus manifestaciones clínicas incluyen ulceras en todo el cuerpo.

Sistema Glutatión (Glutatión Peroxidasa y Glutatión Reductasa):

El Glutation es una molécula compuesta de tres aminoácidos que se encarga de evitar el daño por oxidación en los lípidos (grasas, membranas, lipoproteínas plasmáticas).

Es un conjunto de dos enzimas una de ellas dependiente del selenio, por eso la importancia del selenio como antioxidante y anticancerígeno.

Proteínas del Plasma:

Proteínas plasmáticas (lactoferrina, albúmina y otras), actúan también en calidad de antioxidantes endógenos.

Sistema Antioxidante Exógeno.

A diferencia de los endógenos, son de tipo no enzimático, se obtienen de la ingesta de alimentos, se gastan durante la acción antioxidante, por lo que deben sustituirse en la dieta.

Carotenoides:

Son una clase de pigmentos que se encuentran en vegetales que oscilan del color amarillo, naranja y rojo, son más de seiscientos, dentro de ellos se encuentra el licopeno que está en el tomate, también encontramos la vitamina A y Luteína.

Alilsulfuros:

compuestos organosulfurados que imprimen un aroma fuerte a los alimentos, tal como el ajo y la cebolla.

Compuestos fenólicos:

Son una amplia gama de micronutrientes presentes en vegetales, con muchas propiedades saludables, son prebióticos porque promueven la proliferación de flora bacteriana saludable, dentro de ellos encontramos:

– Flavonas:

Presentes en la uva, la miel, el polen y el propóleo

– Flavonoles:

Presentes en fresas, manzanas, pepinos, da color a la planta y las ayuda a proteger contra los rayos UV del sol. 

– Flavononas:

Se encuentran en algunos cereales

– Isoflavonas:

Presente en leguminosas, defienden a la planta contra los animales herbívoros, alto contenido en la soya y sus derivados (genisteína), tiene aplicación médica en regulación hormonal y tratamiento de síntomas de climaterio.

– Antocianidinas:

Se han identificado cerca de veinte, brindan protección a las plantas contra los insectos, evitan la congelación de los frutos y atraen a los insectos polinizadores. Pasan directamente al sistema circulatorio y allí ejercen diversos efectos farmacológicos, uno de ellos es inhibir la enzima α-gucosidasa, lo que le permite actuar como hipoglicemiante y ayuda al control de la diabetes.

– Catequinas:

Son las responsables del sabor amargo del cacao

-Estilbenos:

Las plantas las emplean como mecanismo de defensa contra insectos y hongos, el resveratrol derivado de la uva es el más estudiado, también están presentes en los frutos secos, tiene múltiples aplicaciones en medicina. 

Lignanos:

Presentes en semillas de lino, semillas de calabaza, semillas de ajonjolí y brócoli, se han relacionado con la prevención de cáncer de mama y de próstata.

Ácidos Fenólicos

Presentes en el té verde, té rojo, té blanco ,té negro y té matcha, Canela, cereza, manzana, café, arándanos y moras.

Terpenoides:

Limoneno del limón y en general todos los cítricos contienen este antioxidante.

Vitamina C y Vitaamina E.

Tienen un papel crucial en la reducción de peróxidos lipídicos y la estabilización de un radical llamado tocoferoxilo.

Pese a todo este impacto positivo en la salud, se han documentados casos importantes de toxicidad por varios de estos productos, incluso, se volvió viral, un reportaje de la BBC en que Jim McCans, ciudadano norteamericano, requirió trasplante de hígado posterior a la toma de capsulas de té verde.

Conclusion.

No cabe duda del beneficio que en diferentes aspectos prestan los antioxidantes a la salud humana, sin embargo, también pueden ser tóxicos si se toman en altas concentraciones.

La naturaleza es muy sabia y nos da la oportunidad de consumir todos estos antioxidantes en una dieta balanceada y saludable, en concentraciones adecuadas para el ser humano.

Estos productos que se venden bajo la etiqueta de suplementos dietarios, no deberían ser de venta libre, y los casos específicos que requieran suplementación, deberían estar sometidos a estricta vigilancia médica.

(1)   Gordillo Daniela, Gordillo Elizabeth. Nutrición Molecular 1ed. 2015. Ed McGrawHill

(2)   Anticancer effects of a plant lignan 7-hydroxymatairesinol on a prostate cancer model in vivo. Bylund A,Saarinen N, Zhang JX, Bergh A, Widmark A, Johansson A, Lundin E, Adlercreutz H,Hallmans G, Stattin P y Mäkela S. 2005. Experimental Biology andMedicine 230:217-223

(3)  Dietary phytoestrogen intake—lignans and isoflavones—and
breast cancer risk (Canada). Cotterchio M, Boucher BA, Kreiger N, Mills CA, y
Thompson LU. 2008. Cancer Causes and Control 19 (3): 259-272

(4)  http://www.scielo.org.co/pdf/rcg/v28n1/v28n1a06.pdf

!Déjanos tu comentario!