fbpx

Nutrición en el cuidado de las heridas, de la teoría a la práctica con caso clínico

Cualquiera que sea el tipo de lesión, bien sea postquirúrgicas, úlceras de diversa etiología, la principal variable en el éxito de la recuperación de un paciente es el cuidado de la herida, que tradicionalmente ha estado a cargo del personal de enfermería. Pero, cada vez es más claro, que la nutrición en el paciente con heridas es también un aspecto fundamental.

La piel cumple varias funciones en el organismo, dentro de ellas, es la primera barrera de defensa contra infecciones, actúa en la regulación de la temperatura corporal, en la regulación metabólica, sensorial, y otras. Cuando hay pérdida de la continuidad de la piel se dice que hay una lesión.

Una de las lesiones de más difícil manejo en la práctica médica son las úlceras y las heridas. Aparte del manejo local y del tratamiento antibiótico en caso de que sea necesario, el tratamiento nutricional es un factor determinante en la resolución de este problema.

Las lesiones de por sí aumentan el consumo de energía por parte del cuerpo (aumento de la demanda metabólica), y las deficiencias de algunos nutrientes son impedimentos frecuentes para una cicatrización adecuada.

Las recomendaciones actuales en guías preoperatorias, recomiendan una valoración nutricional previa a cualquier paciente con dificultad en la deglución, o aquellos que han tenido baja ingesta de alimento en los siete días previos.

La velocidad de la cicatrización está directamente relacionada con el estado de nutrición.

Algunos de los nutrientes que más influyen en el proceso de cicatrización son:

Tiamina, Vitamina B1

Es una vitamina clave en el metabolismo de los hidratos de carbono, participa en un paso muy importante en la generación de energía celular (Piruvato ͢  AcetilCoA). Se encuentra en alimentos de origen animal y vegetal (carne, vísceras, huevos y cereales).

Kapilsan
Kapilsan Suplemento para la salud dermatológica

Ácido Pantoténico, Vitamina B5

Es un componente esencial de la coenzima A (CoA), que interviene en el metabolismo celular. Se encuentra ampliamente distribuida en varios alimentos de origen animal (huevo, vísceras, carne y pescados).

B-Formula, complejo B especializado

Vitamina C

El ácido ascórbico es uno de los nutrientes más versátiles que existen en la naturaleza, aparte de ser un potente antioxidante, es esencial en la producción de colágeno, una proteína estructural de la piel. La Vitamina C se encuentra principalmente en alimentos vegetales (verduras y frutas). Una desventaja es que los procesos térmicos de cocción suponen pérdidas de esta vitamina en los alimentos por lo que frecuentemente debe ser suplementada.

EnerC
Vitamina C efervecente de 1 gramo

Vitamina D

La vitamina D se comporta más como una hormona que como un nutriente. Tiene una infinidad de funciones en el organismo, y se siguen descubriendo nuevas. En la cicatrización actúa como inductor de algunas proteínas necesarias. Las principales fuentes son alimentos de origen animal (hígado, aceite de pescado) y el sol. Sin embargo, en la mayoría de los casos es necesario suplementarlo.

La vitamina D se comporta en el organismo más como una hormona, está implicada en más de 300 procesos metabólicos. Importante en la salud ósea, en la absorción de calcio y acciones beneficiosas en sistema nervioso, coadyuvante en el tratamiento de la depresión, y reductor de los mediadores de la inflamación. Tiene 5.000 UI de vitamina D3 (colecalciferol) y Vitamina K2  500 mcg (menatetrenone) por cada gota, esta última activa la osteocalcina que mejora la mineralización ósea.
DK Mulsion Vitamina D con 1000 Unidades por gota

Vitamina E

Al igual que la vitamina C es un antioxidante, y su mecanismo en la reparación de heridas y cicatrización de úlceras, todavía no está bien dilucidado. Se encuentra en alimentos de origen vegetal y animal (yema del huevo, trigo, arroz, pescado). También se produce pérdida de esta vitamina al cocinar los alimentos por  lo que hay que suplementarla.

Suplemento para la salud dermatológica
Luminate suplemento especializado en salud dermatológica

Zinc

El Zinc es un mineral que tiene su función en la formación de nucleótidos, que son los elementos base para la fabricación del material genético (ADN y ARN). Se encuentra en alimentos de origen animal y algunos cereales (carne, vísceras, mariscos, huevos y trigo).

Suplemento con Zinc

L-Arginina

La L-Arginina es un aminoácido, que pese a que no está incluido dentro de los aminoácidos esenciales (No pueden ser sintetizados por el organismo), en la práctica si lo es, puesto que las cantidades de L-Arginina que sintetiza el organismo son muy pocas, y es necesario adquirirlo en los alimentos o más frecuentemente suplementarlo. Por dos razones la L-Arginina es necesaria en el tratamiento de heridas: por un lado, hace parte de la estructura de proteínas necesarias para la cicatrización, y por el otro, es un generador de Óxido Nítrico (ON) interviniendo en el metabolismo de las proteínas necesarias para la cicatrización.

alimentos saludables
Rejuvatrol rico en L-Arginina

HMB

El nombre completo del HMB es βhidroxi-βmetil Butirato, es una molécula capaz de disminuir la proteolísis (desintegración) del músculo, es utilizada por deportistas de alto rendimiento y en el tratamiento de la Sarcopenia en adultos de edad avanzada. Los mecanismos de acción para el manejo de úlceras y heridas son muy complejos, pero en términos generales aumentan el anabolismo (fabricación) y disminuyen el catabolismo (destrucción) de las fibras musculares.

Colágeno Hidrolizado

Aunque no hay consenso en el gremio médico sobre la utilidad del colágeno hidrolizado, lo cierto es que hay varios estudios científicos que soportan los efectos benéficos de este suplemento en la cicatrización de heridas y resolución de úlceras de presión.

alimentos saludables
CH 30/50 colágeno hidrolizado con otros nutrientes para la piel

Caso Clínico

Las fotografías pueden causar sensibilidad en algunas personas, se recomienda discreción.

Paciente de 89 años, con Diabetes Mellitus tipo 2, que hace tres días sale de hospitalización después de Absceso complicado con fascitis necrotizante, llevado a cirugía de debridación.

Inicialmente con herida de 40 cm x 30 cm en región inguinal izquierda

Se inicia hospitalización en casa con cuidado VAC (Dispositivo que crea un gradiente de presión negativa, para mantener la herida limpia), manejo nutricional para control de la diabetes y Programa de Intervención Nutricional Personalizada (PINP), con un resultado positivo en el control de la diabetes y evolución adecuada cicatrización de la herida.

Fotografías del progreso y resolución del caso:

Día 15
Día 30
VAC para cuidado de herida
Día 45 tejido de granulación sano
Día 60 unión de pliegues
Día 90 herida casi cerrada

Conclusión

El manejo nutricional de heridas, úlceras y lesiones es un factor importante para lograr una evolución satisfactoria en este tipo de casos. En este momento el personal médico cuenta con muchos recursos que tienen un potencial beneficio a los pacientes.

Bibliografía

Katz, David (2015) Nutrición Médica. Ed. Wolters Kluwer.

Manjarres, Rafael y colaboradores. (2015) El HMB como suplemento nutricional, Metabolismo y toxicidad. Revista Nutrición Hospitalaria.

Nieto-Fuentes, Juan Antonio. (2019) Fundamentos de Nutrición Humana. VIU

!Déjanos tu comentario!