fbpx

Desde los 2 años hasta la pubertad es denominado infancia, este periodo de edad escolar es importante para el desarrollo de las áreas social, cognitiva y emocional.

El incremento de peso es de aproximadamente 1,6 a 3,3 Kg/año, hasta que el niño cumple 9 o 10 años, después la velocidad aumenta, señalando la pubertad. Mientras que la altura es de 5 a 9 cm al año, y en la pubertad se acelera.

Si bien el crecimiento durante la fase de edad preescolar y escolar es regular y constante, aunque puede haber episodios de bajo crecimiento sobre todo en los periodos de baja ingesta de alimentos, lo que puede ocasionar ansiedad en los padres.

Valoración Nutricional.

La completa valoración nutricional involucra talla, peso e índice de masa corporal (IMC). La relación entre peso y longitud es indispensable en la valoración nutricional.

El seguimiento regular del crecimiento es un mejor indicador que una medición puntual.

Un niño que se esta recuperando de una enfermedad o de desnutrición y cuyo crecimiento se ha frenado, muestra una velocidad de restablecimiento mayor de la esperada, este proceso se conoce como “crecimiento de recuperación o crecimiento compensatorio”.

En el crecimiento de recuperación el organismo se esfuerza por volver al canal de crecimiento del niño.

Necesidades Nutricionales (Mahan & Raymond, 2017).

Dado que los niños se encuentran en una fase de crecimiento de huesos, dientes, músculos y sangre, necesitan más alimentos nutritivos en relación con su tamaño que los adultos.

Pueden correr riesgo de malnutrición en periodos largos de bajo apetito o consumo de bajo valor nutricional, que es muy frecuente en estos tiempos.

Necesidades energéticas.

Las necesidades dependen del gasto del metabolismo basal, crecimiento y gasto energético.

Las proporciones sugeridas para la ingesta energética dependen de la edad del infante:

Edad

carbohidratos

Proteínas

Grasas

1 a 3 años

45-65%

5-20%

30-40%

4 a 18

45-65%

10-30%

25-35%

Cuadro 1. Requerimientos energéticos en niños.

 Requerimientos de proteína en la infancia.

Las necesidades de proteínas disminuyen en la medida que la edad aumenta.

Edad

g/día

g/Kg/día

1-3 años

13

1,05

4-8 años

19

0,95

9-13 años

34

0,95

Cuadro 2. Ingesta dietética de referencia (IDR) de proteínas para niños hasta los 13 años.

Vitaminas y Minerales.

Los niños entre 1 a 3 años tienen riesgo de carencia de hierro. El crecimiento rápido se caracteriza por aumento de hemoglobina y aumento de las necesidades de hierro. Los niños alimentados con biberón tienen mayor riesgo de déficit de hierro.

Los niños que consumen cantidades deficientes de leche corren riesgo de desmineralización ósea, los requerimientos diarios son de 1.000 a 1.300 mg día.

El zinc es un mineral indispensable para la cicatrización adecuada de heridas y para el buen funcionamiento del sistema inmune, el diagnóstico de deficiencia de zinc es difícil desde el punto de vista clínico y de laboratorio.

Las fuentes de zinc naturales son la carne y los mariscos, pero en caso de sospecha de deficiencia de zinc es válido la suplementación.

La ingesta diaria de referencia para vitamina D es de 400 UI en bebés y de 600 UI en niños, una buena fuente de este nutriente es la leche enriquecida con vitamina D.

Debido a que la dieta occidental no aporta los niveles de vitamina D, en un niño con baja exposición solar es necesario suministrar suplemento de vitamina D.

El suministro de suplementos de minerales está restringido a

  • Niños con anorexia, apetito deficiente o que siguen dietas inadecuadas.
  • Niños con enfermedades crónicas (fibrosis quística, enfermedad hepática).
  • Niños que sufren de negligencia o abuso paterno.
  • Niños que participan en programas de alimentación para controlar la obesidad.
  • Niños con dieta vegetariana sin productos lácteos.
  • Niños con retraso del crecimiento.
  • Niños con discapacidades del desarrollo.

Dieta adecuada.

Los patrones de alimentación infantil han cambiado con los años, hoy en día el tamaño de las raciones ha aumentado, los alimentos empaquetados han remplazado la alimentación en el hogar.

Los primeros años de preescolar se caracterizan por disminución de calcio, fósforo, riboflavina, hierro y vitamina A, en comparación con los primeros 2 años de vida del niño.

Las principales influencias sobre la ingesta alimentaria en los años de desarrollo son el entorno familiar, tendencias sociales, medios de comunicación y las enfermedades, por lo que el niño al comer en la mesa, aprende de lo que comen sus padres que son sus modelos directos.

Los niños no tienen la capacidad de elegir una dieta nutritiva, los padres y adultos deben suministrar alimentos nutritivos, el niño decide la cantidad que comen, pero no qué deben comer.

Un entorno positivo es aquel que se toma el tiempo suficiente para comer y se estimula una conversación que involucre todos los miembros de la familia.

En los entornos de guardería, es importante vigilar que contenga una dieta adecuada.

Los niños enfermos suelen perder su apetito, los trastornos crónicos pueden dificultar la obtención de nutrientes suficientes para su crecimiento adecuado.

Alimentación de niños en edad preescolar.

Los niños de 1 a 6 años (edad preescolar), una vez se dan cuenta de su relativa independencia, pueden tener conductas de rebeldía, negándose a comer lo que puede preocupar a los padres, pero esta conducta suele ser transitoria.

Los padres deben proporcionar alimentos nutritivos y adecuados para el desarrollo, pero es el niño quién decide la cantidad que come. Esta situación es importante en caso de custodia dividida en parejas separadas o en visitas a abuelos.

A los niños en edad preescolar se deben ofrecer raciones pequeñas. Los niños generalmente rechazan las comidas más por su olor que por su sabor, esto es todavía más relevante en pacientes con enfermedades neurológicas.

Muchos niños no aceptan alimentos no identificables o que se encuentren mezclados, es preferible servir en platos pequeños y separados.

Los niños pequeños no comen bien si están cansados, es preferible que descanse antes de comer.

No es conveniente la ingesta de zumo de frutas en los niños porque aumenta la ingesta de carbohidratos y pueden causar diarreas.

Los alimentos ricos en fructosa, sacarosa, jarabe de maíz no son recomendables.

Alimentación de niños en edad escolar.

El crecimiento entre los 6 y 12 años (edad escolar) es lento pero constante.

En esta edad hay más influencia de los pares y de influencers, por esta razón es importante vigilar de cerca estos patrones.

Los estudios no respaldan el ayuno intermitente en niños, a diferencia de lo que si lo sustentan en los adultos.

Dr. Andrés Naranjo Cuéllar.

Médico y Cirujano.

MsC en Nutrición.

Asesoria nutricional.

Anexos.

Gráficos de las tablas antropométricas para Colombia, según resolución 2465 del 14 de Junio del 2016 del Ministerio de Salud y Protección Social.

Se acepta como adecuado, que se encuentren entre 1 desviación estándar (+1 y -1).

Peso para la edad niños 0 a 2 años
Nutrición infantil 1
Peso para la edad niños 2 a 5 años
Peso para la edad niñas 2 a 5 años
Peso para la edad niños 5 a 17 años

Bibliografía.

Mahan, K., & Raymond, J. (2017). Dietoterapia Krause (Elsevier, Ed.; 14th ed.).

!Déjanos tu comentario!

Blogs Recientes

¡Síguenos!

Blogs del mes