fbpx

Diferencias entre alergia, intolerancia y sensibilidad alimentaria

AlergiaAlimentaria

Las reacciones adversas que podemos presentar ante los alimentos pueden ser inmunológicas o no inmunológicas dependiendo de si participa o no el sistema inmune que es quien se encarga de las defensas de nuestro cuerpo.

Entre las inmunológicas se encuentran la alergia a los alimentos y la sensibilidad alimentaria; en las no inmunológicas encontramos las intolerancias a los alimentos.

Alergia Alimentaria.

Es una reacción adversa que se produce con la ingestión de algunos alimentos, incluso en cantidades muy pequeñas, a los cuales la persona es alérgica, luego de su consumo le pueden producir síntomas muy graves o poner en riesgo la vida de la persona que la padece.

En estos casos, al consumir el alimento se producen anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas), para este caso la inmunoglobulina E (IgE), que son proteínas fabricadas por el sistema inmunitario del cuerpo para reconocer elementos extraños en el organismo.

Si bien los alimentos no deberían ser reconocidos como algo extraño, el organismo de las personas alérgicas los identifica como tales y produce una respuesta con liberación de histamina que es una sustancia que actúa como un potente dilatador de los vasos sanguíneos.

Otras sustancias que también se liberan, actúan como mediadores inflamatorios dando lugar a los típicos síntomas de alergia alimentaria, como son: picazón o hinchazón en la boca, vómito, diarrea, cólicos y dolor abdominal, salpullido, dificultad para respirar, disminución de la presión sanguínea.

AlergiaAlimentariaSintomas

Imagen 1. Esquema explicativo de los síntomas de la alergia alimentaria. Fuente: Mediline Plus.

Se calcula que la alergia alimentaria afecta al 8 % de los niños menores de 5 años y hasta al 4 % de los adultos. Se ha observado también que algunos niños superan sus alergias alimentarias al crecer[1]

Los alimentos que con mayor frecuencia producen alergia son:

Los huevos, el pescado, la leche, el maní, las nueces, los mariscos tales como el camarón, el cangrejo y langosta, la soya.

AlimentosAlergenos

Imagen 2. Dibujo de alimentos que más frecuentemente producen alergia alimentaria.

También se puede presentar alergia al gluten, que es una proteína que contienen naturalmente los alimentos como el trigo, la cebada y el centeno, otros alimentos lo pueden contener porque se lo adicionan o por contaminación al procesarlos en molinos donde también procesan alimentos que tienen gluten.

Cuando hay alergia al gluten se puede presentar la enfermedad celiaca, presentando algunas de las características de una verdadera alergia alimentaria.

Tortillas y arepas sin gluten
Premezcla para tortillas y arepas sin gluten
Mezcla de Arepas Sin gluten
Mezcla para arepas sin gulten
Pan de arroz sin gluten 400g
Pan de arroz sin gluten 400g

Sensibilidad alimentaria[2].

Es una respuesta inmunológica, pero en este caso NO intervienen los anticuerpos de forma inmediata como si sucede con las alergias, se produce una reacción directamente frente al alimento, que puede ser provocada cuando se consumen continuamente alimentos a los que se es sensible, bien sea directamente o como ingredientes de alimentos preparados o precocinados, provocando así, una constante presencia de anticuerpos específicos en el torrente circulatorio.

Se liberan mediadores inflamatorios como la histamina, interleucinas etc. que provocan una inflamación crónica de bajo grado y que puede afectar a distintos órganos y sistemas, por ejemplo:

  • A nivel digestivo: sensación de hinchazón, digestiones pesadas, estreñimiento, diarreas, llagas en la boca, acidez.
  • A nivel dermatológico: eccemas, urticarias, dermatitis, acné.
  • A nivel respiratorio: rinitis, tos, bronquitis, asma.
  • A nivel de articulaciones: rigidez, dolor.
  • Generales: fibromialgia, cansancio, depresión, hiperactividad, ansiedad, jaquecas, retención de líquidos.

Intolerancia alimentaria.

En este caso NO interviene el sistema inmunológico, lo que ocurre es que el organismo no puede digerir bien un determinado alimento por carecer de algunas enzimas, que son las sustancias que degradan o descomponen los alimentos en partes más pequeñas para que nuestro cuerpo pueda absorber los nutrientes.

Al ingerir el alimento que la persona no tolera, NO se presentan síntomas en alguna parte del cuerpo diferente al sistema digestivo, como si sucede con las alergias a alimentos.

Los síntomas de la intolerancia a los alimentos son: hinchazón abdominal, estreñimiento o diarrea, flatulencias, eructos, sensación de pesadez abdominal.

Causas de la intolerancia alimentaria:

  • Ausencia de una enzima necesaria para digerir un alimento por completo, por ejemplo, cuando una persona ingiere leche entera, la cual contiene lactosa, como las enzimas que están en la mucosa digestiva no son capaces de digerirla, se produce una malabsorción de la lactosa y eso da lugar a una serie de síntomas principalmente digestivos como los que ya se mencionaron.
  • Síndrome de colon irritable, el cual, es un trastorno que afecta los intestinos, produciendo síntomas como dolor, calambres o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal, también se presentan cambios en las deposiciones, aumento de gases y mucosidad en las heces.
  • Sensibilidad a aditivos alimentarios, por ejemplo, los sulfitos utilizados para preservar las frutas secas, los alimentos enlatados y el vino.

Los alimentos a los que mas se presenta intolerancia son: a la lactosa, la fructosa, al sorbitol, y a la histamina.

Diferencias entre alergia, intolerancia y sensibilidad alimentaria 1

Imagen 3. Fotografía representativa de persona con síntomas de intolerancia alimentaria.

Pruebas diagnósticas.

Como los mecanismos por los que están mediados son distintos, las pruebas diagnósticas también son distintas.

Para la alergia alimentaria.

En el caso de la alergia, se puede hacer un Prick-test o Test de punción y un Prick by prick. También con análisis específico donde se determina la medición de IgE específica frente a distintos alimentos.

Para la sensibilidad alimentaria[3].

Se realiza un test de sensibilidad alimentaria, el cual es una prueba de laboratorio en la que se pone de manifiesto la presencia de nivele elevados de IgG específica, frente a una serie de antígenos que cubre la totalidad de la alimentación de una persona.

Se ponen en contacto las células inmunológicas del paciente con los alimentos, y se evalúa a qué alimentos son a los que el paciente tiene sensibilidad, ya que activan la célula y provocan la liberación de sus mediadores inflamatorios.

El test presenta diferentes paneles disponibles en los cuales se pueden estudiar los siguientes alimentos o los que consuma el paciente de acuerdo a la dieta que tenga, bien sea vegetariana, mediterránea o completa.

Lo que el test busca es establecer a cuál o cuáles de todos los alimentos que consume presenta la sensibilidad.

Test de sensibilidad alimentaria

Imagen 4. Ejemplo de alimentos a los que se somete un paciente para determinar sensibilidad alimentaria.

Para la intolerancia alimentaria.

Tiene sus test propios, donde al paciente se le da una sobrecarga de la intolerancia que se sospeche y se analiza el hidrógeno expirado. Si la lactosa, la fructosa, etc., no se absorben bien, aparecerá una curva de hidrógeno expirado patológica que confirmaría el diagnóstico.

En el caso de la intolerancia a la histamina, por el déficit de la enzima DAO, existe un análisis que es el estudio del déficit de DAO severo, moderado o leve.

Test de aliento fructosa o lactosa.

Se administra por vía oral una solución de fructosa o lactosa dependiendo el caso, y se recolecta el aire espirado a distintos tiempos (cada 30 minutos), para determinar así la cantidad de hidrógeno y/o metano exhalado a través del aliento.

Test de tolerancia a la fructosa

Imagen 5. Fotografía de test de tolerancia a la fructosa.

Tratamientos[4].

Todos los problemas alimentarios se tratan con dieta. Estas dietas de exclusión del alimento implicado en la reacción alimentaria pueden ser temporales o permanentes, según el origen de la enfermedad.

En la alergia alimentaria detectada en los primeros meses/años de vida exige retirar el alimento durante un tiempo (1 año), pero luego el niño puede volver a tomar el alimento sin que le produzca alergia.

Sin embargo, la alergia en la edad adulta, una vez diagnosticada, como no se cura pues requiere la retirada de por vida del alimento implicado. Lo mismo pasa con la enfermedad celiaca.

En la intolerancia alimentaria, hay que valorar si son primarias o secundarias. Cuando son primarias, por ejemplo, a la lactosa o al sorbitol, pueden ser permanentes.

Las secundarias a otras enfermedades del tubo digestivo como, por ejemplo, una gastroenteritis o por haber pasado procesos infecciosos, bacterianos o víricos, o haber tenido una enfermedad inflamatoria intestinal, etc., muchas veces son temporales. Cuando la patología de base se trata, desaparece la intolerancia. En el caso de la histamina, habría que hacer una dieta baja de histamina.

En la sensibilidad alimentaria, hay que hacer una dieta terapéutica de exclusión de esos alimentos durante una temporada (4-6 meses) y después se vuelve a tolerar los alimentos sin problemas mediante la reintroducción pautada de los alimentos en la dieta.

En esta patología es importante hacer un estudio de la permeabilidad intestinal, ya que, si está alterada, es la puerta de entrada por la que los alimentos generan problemas inmunológicos

Asesoria nutricional.
Solicita tu teleconsulta con médico nutriólogo

Recomendaciones.

Para los alérgicos, que eviten de manera estricta los alimentos que le producen alergia, que se pongan en contacto con los médicos por si son candidatos a una desensibilización para mejorar su calidad de vida. Tienen que tener cuidado con la reactividad cruzada, con comer fritos en bares, salsas, etc.

En cuanto a la sensibilidad, estos pacientes tienen que variar la alimentación ya que habitualmente se sensibilizan a lo que más comen. Comer mucho de nada y poco de todo, es decir, no abusar de los alimentos, no comer siempre lo mismo, evitar comer prefabricado, etc. Para cuidar la permeabilidad intestinal se recomienda hacer uso algún probiótico con glutamina.

En cuanto a la intolerancia, evitar aquellos alimentos con lactosa, leer las etiquetas para ver la composición de los alimentos, cuidado con comer fuera de casa.

Dando click en la siguiente foto, pueden entrar a la sección de celíacos de Alimentarte Saludable, donde podrán encontrar alimentos aptos para esta patología.

Dra. Marleny Beltrán Floriano.

Médica y Cirujana.

Diplomado en Medicina Estética.

Diferencias entre alergia, intolerancia y sensibilidad alimentaria 3

Bibliografía.

 

[1] https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/food-allergy/symptoms-causes/syc-20355095

2 https://saludlts.com/analisis-clinicos/sensibilidad-alimentaria/

3 https://saludlts.com/analisis-clinicos/sensibilidad-alimentaria/

4 https://shcmedical.es/diferencias-alergia-intolerancia-sensibilidad-alimentaria

!Déjanos tu comentario!

Blogs Recientes

¡Síguenos!

Blogs del mes